Publicado en documentacion, promoción de la salud en el trabajo

gestión de la edad en la empresa

A continuación os dejo enlaces de distintas guías

Guía para la gestión de la edad en las organizaciones de Euskadi
Doce propuestas de aplicación en las organizaciones y tres recomendaciones para las administraciones
Innobasque Agencia Vasca de la Innovación descargar

Dentro de la colección Empresa saludable de la Mutua Navarra, 55 recomendaciones para la gestión de la edad descargar

Publicado en hábitos saludables

que es para ti la felicidad?

La felicidad, es una palabra tan vaga, que prefiero usar bienestar.
Os propongo un “juego”: ordenad de mayor a menor importancia cuatro de los pilares básicos de la cultura china longevidad, salud, felicidad y paz.
Una pista: una característica de la filosofía china es la capacidad de cumplir años sin que la edad sea un problema. Su anhelo es la paz interior, y para ello se preparan durante toda su vida: para conseguir la paz y vivir más años. Son maestros de la moderación y escuchan el silencio lo que les sirve para afrontar las dificultades de la vida.
Cada uno entendemos la felicidad de una manera… Algunos la verán en lo íntimo, otros en lo espiritual, otros en las posesiones materiales… una de las mejores consecuencias de la felicidad es tener ganas de levantarse cada día y pensar que vamos a hacer o a quién vamos a ver. Una vez que el individuo ha alcanzado la felicidad, lo que ha de buscar es la longevidad. Si somos felices, queremos que este estado dure lo máximo posible, para lo que es necesaria la longevidad.
Si el individuo ha conseguido ser feliz, y va en el camino de ser longevo en esa felicidad (hace todo lo posible para mantenerla, sea lo que sea), lo que desea a continuación es salud que, aunque es parte fundamental de la felicidad, es tan importante en la longevidad que merece un deseo aparte. Si somos felices (que es la base de todo esto), y queremos que dure todo lo posible, querremos que todo este tiempo lo pasemos con salud, sin preocuparnos excesivamente de nuestro estado físico, sólo manteniendo su normalidad.
El último deseo, que es la culminación de estos tres, es la paz, la paz interior… Si ya somos felices, longevos y tenemos salud, lo que buscaremos será una sensación de calma que permitirá afrontar todas las dificultades con el mejor punto de vista, que es el de la moderación, sabiendo que nada cambiará nuestro estado primigenio de felicidad.
Cuando alguien haya conseguido estas cuatro facetas de su vida simultáneamente, observará que el resto del mundo es algo secundario pero fundamental; es decir, actuará en él sin excesiva presión pero sabiendo que tampoco lo puede dejar de lado puesto que es la base de su felicidad, y si se acaba ésta, se derrumba todo su hábitat personal.